En el Recuerdo

EN EL RECUERDO

16/9/98
25 ANIVERSARIO: HOY SE CUMPLEN LAS BODAS DE PLATA DE AQUEL TITULO INOLVIDABLE QUE LOGRO HURACAN


Houseman y Avallay festejaron otra vez
Los recuerdos de dos integrantes de aquel equipo que con la batuta de Menotti conmovió al fútbol argentino. René y Roque vuelven a dibujar jugadas entre duendes y fantasmas.

La cancha de Huracán vacía, el Parque Patricios vacío, el bar de Caseros y Rioja vacío. ¿Cómo puede ser? Es martes al mediodía, es 15 de setiembre y el sol de tan tibio, de tan claro, hace pensar que todo es maravilloso, que todo comienza este martes 15 de setiembre al mediodía. Pero no hay nadie. De repente, se levanta viento sólo en la cancha de Huracán, y aparecen papelitos envueltos en remolinos. No se sabe cómo pero el arco que da a la antigua quema queda sepultado por pelotas que se apilan y se apilan. No hay nadie a la vista pero van creciendo murmullos, voces, risas, carcajadas, hasta que un aplauso generalizado, parejo en su volumen se desata y no para más.En el Parque Patricios sorprende que tantos pájaros, los únicos en el Parque, vayan incesantes de árbol en árbol, y canten, se entremezclen, juguen a ascensos y descensos repentinos. Hay un leve temblor. La sede de Huracán de la avenida Caseros está desierta pero enfrente hay un temblor. El monumento, un rostro de granito se sacuden. Es Herminio Masantonio que, en su pedestal contra el olvido, se sacude para sonreír. Y a sus espaldas los dos jugadores dibujados de Huracán se mueven mecánicamente para abrazarse una y otra vez. Los pájaros enloquecen.En el bar de Caseros y Rioja los pocillos se golpean solos, y dos bandejas se encuentran y chocan aquí, allá, hacen el sonido pomposo como anunciando que algo importante va a ocurrir. Las sillas de la mesa central del bar se separan y se ofrecen. ­Al fin! Entran dos personas: René Houseman, 45 años; Roque Avallay, 53. Se les pregunta si tienen idea de lo que pasa. Mañana -hoy- se cumplen las bodas de plata del campeonato que logramos en Huracán en el 73.Duendes, hadas, angeles y fantasmas habían comenzado con la liturgia de cada año. Son las ánimas que no mueren, porque no morirá el recuerdo de unos de los mejores equipos de fútbol de la historia...Esos socios René y Roque-Ya 25 años, René. ¿Te acordás cuando apareciste en el hotel de Mar del Plata? Estábamos cenando y te quedaste en un rincón, todo chiquito, asustado. Nadie te daba bola. ¿Quién te conocía? Además con esa pinta, un pibito, puro hueso. ¿Quién fue el que te llamó a su mesa? (Avallay).-Vos Roque. Y, gil no sos, los goles que hiciste por mí después... (Houseman).-Vos tambiém hiciste muchos, pero siempre me acuerdo de uno. Yo te dí una manito, viste. Fue en Rosario, contra Central, ganamos 5 a 0. Eludiste a los hermanos Killer, me la tocaste, te la levanté y como venía la clavaste en un ángulo. Cómo aplaudió la gente de Central. (Avallay)-Tengo guardada la grabación de José María Muñoz. El Gordo gritaba la platea de Central aplaude de pie, todos de pie, espectacular... (Houseman)-Uno lindo mío fue ante Independiente. Hiciste una doble pared con Brindisi, Miguel me la cortó, y cuando salía Santoro lo pasé por arriba de taco y sin que picara la metí. (Avallay)-Mirá Roque, no es fanfarronería, pero al Huracán del 73 después nadie se le acercó ni a los talones. (Houseman)-Es que se dio todo. Habíamos salido terceros en el 72, estaba la base, y cuando llegaste vos fue el gran broche. Con tu llegada, y también la de Carrascosa, Fatiga Russo y Chabay fue cartón lleno. (Avallay)-Jugábamos a divertirnos pero en serio, como siempre nos decía papá Menotti. Podía tirar un caño, gambetear a dos o a tres, pero siempre para adelante, no para sobrar. (Houseman)-Salíamos tocando desde atrás. Se arrancaba Basile-Brindisi, o Chabay-Babington, así empezaba todo. ¿Por qué no se juega más así, René? ¿Tan difícil es? (Avallay)-Es la vida moderna, querido. Acabó con todo. Se acabaron los potreros, ¿de dónde van a salir los pibes? ¿De la computadora? Hoy, y con suerte, hay sólo diez jugadores de calidad en todo el país. Uno de ellos es el chico Daniel Montenegro, que gracias a Dios está en Huracán. (Houseman)-¿Y delanteros? Hoy todos se llenan la boca con Palermo, pero en nuestra época había varios Palermos. Fijáte: Curioni, Bianchi, el Ratón Ayala, Morete. Yo hice 190 goles en mi carrera. Mamita...Mirá si jugaba ahora, ¿en cuántos palos verdes me vendían? (Avallay)-Bueno, qué se le va a hacer, no tenemos un mango pero quién nos quita lo bailado. Che, Roque, ¿nos vamos a juntar todos los muchachos del 73? (Houseman)-A mí nadie me dijo nada. Seguro que Huracán no organiza nada. Yo hace dos años que dejé de ir al club, me cansé a la tercera vez que me quisieron cobrar la entrada. (Avallay)Los duendes nacidos de la fantasía de ese fútbol del 73 no se olvidan...

A 35 AÑOS DEL HURACAN CAMPEON Y LA INCREIBLE UTOPiA

La pequeña revolución del ’73

Huracán usaba poca partitura. Tocaba el tema principal, y a improvisar. Era jazz. La base sostenía el fraseo de los virtuosos y el concierto duraba 90 minutos. Nada de dixie: eran bebop, o free; y si la cosa daba, hasta blues y rock and roll.

Ese largo año empezó con Lanusse y terminó con Perón, literalmente. En el medio hubo de todo. Cámpora al gobierno, las cárceles abiertas, Galimberti echado por pretender armar milicias populares, el Ejército y la Juventud Peronista organizando juntos el Operativo Dorrego para ayudar a los inundados; la masacre de Ezeiza, el ERP que copó el comando Sanidad y pasó a la clandestinidad, la renuncia del Tío y nuevas elecciones, Lastiri y sus 300 corbatas, la sangrienta Triple A de Lopecito; Perón-Perón por paliza, el Pacto Social de Gelbard, el asesinato de Rucci, el clima cada vez más espeso. Ay.

En la radio empezaba a sonar Canción para mi muerte, de Sui Generis, un dúo nuevo liderado por un chico de lentes de apellido García. A falta de Almendra, Spinetta era Pescado Rabioso; Edelmiro, Color Humano y Emilio, Aquelarre. Manal terminó en La Pesada y el Carpo en su Pappo’s Blues. La gente miraba Los Campanelli los domingos al mediodía, y los martes a la noche Rolando Rivas, taxista, con García Satur y Solita Silveyra. Los jugadores manejaban deslumbrantes Torinos 380-W con franjas deportivas, Luis Sandrini su Rolls Royce amarillo y Carlos Reutemann un Brabham de Fórmula 1. Las chicas de tapa de Gente eran Susana Giménez, Pata Villanueva, Graciela Alfano o Teté Coustarot, pero yo me babeaba por Chunchuna. Se usaban pantalones pata de elefante, plataforma para las chicas, sacos con solapa ancha y patillas, Africa-look, vinchas, collares y pulseras de Plaza Francia. En el bar La Paz, y a lo largo de la calle Corrientes, se discutían las mil formas de hacer la revolución. El sexo –¡maldición!–; eso sí era difícil.

En medio de todo ese maravilloso caos, aparecieron ellos. Yo era chiquito pero los vi. Once futbolistas dirigidos por César Menotti –un 8 de escasa movilidad que había jugado en Central, Racing, Boca y en el Santos de Pelé y que le pegaba con un fierro– que llegaban decididos a acabar con el reinado del ultrapagmático San Lorenzo del Toto Lorenzo. Un equipo, ese de Huracán 1973, capaz de convencer a cualquiera de que el fútbol sólo es placer, un hecho artístico, un compromiso estético. Para demostrarlo... las hacía todas.

Su bandera era un flaquito medio enclenque llegado de la villa del Bajo Belgrano al que apodaron rápidamente “Hueso”. René Houseman tenía 18 años y parecía no tener articulaciones. Corría por derecha –o por izquierda– con la pelota pegada al pie, a toda velocidad y a centímetros de la raya de cal; frenaba, amagaba ir hacia adentro, corregía y enganchaba para aparecer, inevitablemente, a las espaldas de su marcador. Lo hacía, lo repetía. Era imposible pararlo. Le pegaba con las dos, sabía cabecear aunque era bajito, sus centros eran mortíferos, metía goles. Tenía mucho de Corbatta y de Garrincha, algo de Bernao, hasta de George Best. Una especie de Orteguita en sus mejores momentos, pero todo el tiempo.

Maravilló a Europa en el Mundial de Alemania y apenas le alcanzó para jugar un poco en el ’78, y alzar la Copa. Después, fue una lenta pendiente. Nunca aceptó irse lejos de su barrio y sus amigos. Pudo ser Maradona antes que Maradona, pero no lo dejó el alcohol. Le decían, claro, el Loco. Era genial.

Miguel Brindisi jugaba por derecha y le pegaba como los dioses; un crack que llegó a convertir más de 200 goles en primera. Babington era su espejo por izquierda, un exquisito. Omar Larrosa ayudaba en la marca al volante central, Fatiga Russo, aunque también anotaba seguido. Roque Avallay, el punta, rapidísimo pero algo atolondrado, al lado de ellos parecía Di Stéfano. La defensa se sostenía en la firmeza del Coco Basile y Chabay, que venían de ganarlo todo en el Racing de José, con el Lobo Carrascosa, serio, concentrado, una fiera marcando el costado izquierdo. El arquero Roganti y el central Buglione cumplían siempre. Todos ellos ganaron ese torneo Metropolitano al galope, con una extraña facilidad: goleando. Fue un equipo digno de su tiempo. Una idea noble pero medio imposible; el defender la causa aun por sobre la realidad misma, con más inocencia que pureza. Una escuela intransferible: para jugar así había que ser ellos, sencillamente.

Hablando en números, ¿cómo se plantaba ese insólito equipo que salía con cinco delanteros: Houseman, Brindisi, Avallay, Babington y Larrosa? ¿Era eso un suicida 4-1-5? ¿Estaban todos realmente locos en los setenta? Puede ser. Ambas cosas, digo. Pero aquella zaga dura presionaba mucho y bien, Russo era ayudado por Larrosa, que se corría todo; Babington se ofrecía por izquierda; Brindisi por derecha junto al Loco y hasta Avallay bajaba a tocar. Se las rebuscaban para que el contrario no los llevara nunca por delante. No eran aluvionales como el Racing del ’66, ni siquiera tan exactos como Los Matadores del ’68, ni mucho menos estratégicos como el Estudiantes de Zubeldía. Huracán usaba poca partitura. Tocaba el tema principal, y a improvisar. Era jazz. La base sostenía el fraseo de los virtuosos y el concierto duraba 90 minutos. Nada de dixie: eran bebop, o free; y si la cosa daba, hasta blues y rock and roll. Era un grupo de estrafalarios partisanos jugando a la guerra, pura sonrisa y una rosa en lugar de fusil. Gente un poco loca.

Duraron poco, es cierto; pero fue hermoso mientras duró. Así eran las cosas con todo lo bueno, amigos míos, en aquellos impiadosos tiempos de plomo y sueños rotos.

 





Comentarios hacia esta página:
Comentado por yoatzin belen, 24-01-2011, 16:17 (UTC):
hayy ps esto se me hace una gran chiida gey xq no dice nd de huracanes hayy esta todoo q ni te entiiendo byeee.... yo0 su hermana pipendejes po0rk*enso0 k* es una



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

Encuesta
 


¿Que idolo le gustaria que este en la seccion idolos?
Di Stefano
Stabile
Chabay
Basile
Claudio Garcia
Pedro Barrios
Larrosa
Menotti
Casas
Antonio Barijho
Tucho Mendez
Baldonedo
Héctor Cúper
Hugo Morales
Walter Pelletti
Daniel Montenegro
Luis Gonzalez
Sergio Saturno
Agustin Alberti

(Mostrar resultados)


Publicidad
 
Contador de visitas
 
Establecer como página de inicio

Poner esta web como favoritos

Links
 
PRIMERA FILIAL AUTORIZADA DE UN CLUB ARGENTINO EN EL EXTRANJERO : www.cahuracanusa.com

La Web mas Grande de Huracan
cuenta con un foro donde tu puedes Opinar!!:
www.patriaquemera.com.ar

Tabla Copa Libertadores 2010
 
Lanús 42
Huracán 39
Rosario Central 37
Colón 36
Banfield 33
Racing Club 33
Godoy Cruz 31
River Plate 31
San Lorenzo 30
Gimnasia (LP) 29
Newells 28
Independiente 27
Boca Juniors 27
Tigre 26
Arsenal 22
Argentinos 21

Ya están clasificados Vélez Sarsfield, por ganar el torneo Clausura, y Estudiantes por haber ganado el torneo continental de este año. Además clasificará el campeón del Apertura y los mejores tres equipos de esta tabla (el tercero jugará la primera fase), sin considerar al campeón del Apertura.
Fixture Apertura 2009
 
1° (23/8)
Huracán1 - Lanús 2

2° (30/8)
Newells 1 vs. Huracán 0

3° (2/9)
Huracán 0 vs. At. Tucumán 2

4° (13/9)
Godoy Cruz 1 vs. Huracán 1

5° (20/9)
Huracán vs. Estudiantes

6° (27/9)
Vélez vs. Huracán

7° (4/10)
Huracán vs. Racing

8° (10/10)
Tigre vs. Huracán

9° (18/10)
Huracán vs. River

10° (25/10)
Chacarita vs. Huracán

11° (28/10)
Huracán vs. Central

12° (1/11)
Colón vs. Huracán

13° (4/11)
Huracán vs. Arsenal

14° (8/11)
Gimnasia LP vs. Huracán

15° (15/11)
Huracán vs. San Lorenzo

16° (22/11)
Independiente vs. Huracán

17° (29/11)
Huracán vs. Banfield

18° (6/12)
Huracán vs. Boca

19° (13/12)
Argentinos vs. Huracán

 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=